Podríamos decir que la OPTOMETRÍA es una disciplina científica que previene, detecta y soluciona problemas visuales, centrando su objetivo en conseguir el máximo rendimiento visual con la mínima fatiga.

Dentro de esta ciencia, la optometría pediátrica es la que más nos interesa debido a su mayor repercusión.  El motivo es que los problemas visuales en un niño van a condicionar su desarrollo y aprendizaje y le acompañarán durante toda su vida si no se resuelven a tiempo.

¿CÓMO AFECTAN LOS PROBLEMAS VISUALES SI NO SE DETECTAN A TIEMPO?

1.  Estéticamente: Por ejemplo, por estrabismos (cuando tu hijo tuerce un ojo) o nistagmus no tratados.

2.  Dificultad en el aprendizaje, ya que la visión es, quizás, uno de los canales más importantes de entrada de información en el niño.

3.  Aparición de ambliopía (ojo vago), que si no se detecta a tiempo con la optometría pediátrica será difícil de recuperar.

4.  Pérdida de visión binocular y estereoscópica, impidiendo ver en 3 dimensiones.  Esto tiene como consecuencia la imposibilidad de conseguir ciertos trabajos, tales como: conducción de camiones, autobuses, taxis, ambulancias o de bomberos, restricción en permisos de armas (seguridad privada), trabajar como bombero, etc.  Además, la ausencia de estereopsis dificultará en profesiones con gran nivel de responsabilidad o riesgo, como pueden ser: pilotos de avión o de navíos, cirujanos, controladores de grúas, etc.  Incluso será imposible realizar tareas tan comunes hoy en día como pueden ser: la utilización de simuladores 3 D, ver películas en 3 D, …

Queremos hacer hincapié en este punto ya que en una sociedad como la actual, en la que tanto la seguridad vial como el ocio con tecnologías de proyección 3D cobran tanto interés, es fundamental la evaluación de la visión estereoscópica.

Puedes ampliar la información sobre visión binocular y estereoscópica en la sección Test de visión estereoscópica y con el artículo Problemas con las gafas 3 D

SIGNOS QUE NOS HARÁN SOSPECHAR DE LA EXISTENCIA DE UN PROBLEMA VISUAL:

Generalmente los signos aparecerán asociados a tareas como escritura y lectura.  Los más típicos son: torcer un ojo o cerrarlo, parpadear en exceso, lagrimeo y enrojecimiento de los ojos.

Además, el niño puede presentar durante la lectura/escritura: dificultad para mantener la atención, mover en exceso la cabeza o inclinarla sobre un hombro, se pierde al leer, necesita un dedo para para no perderse, puede confundir palabras y repetir letras, …

SÍNTOMAS TÍPICOS QUE REFIERE EL NIÑO CON PROBLEMA VISUAL:

  1. Cansancio después de realizar tareas que implican una atención visual importante.
  2. Picor de ojos cuando se realizan tareas en visión próxima.
  3. Dolor de cabeza asociado a esfuerzo visual.
  4. En ocasiones puede referir visión doble o borrosa.
  5. Sensación de que las letras se mueven cuando lee.

Antonio M. Sanluís
Óptico-optometrista col. mún. 12989

Si tu hijo/a presenta alguno de los signos y síntomas que te acabamos de exponer, no pierdas ni un segundo y tráelo a Sanluís Óptico para realizarle un examen visual completo.  Después del examen visual, en caso de necesitarlo, se le dará solución a los problemas visuales o, si fuera necesario, se derivará al especialista que corresponda.