Lentillas para frenar la miopía

La miopía es un defecto visual que está tomando dimensiones desproporcionadas en la últimas décadas en los países desarrollados y, a día de hoy, podríamos considerarla una epidemia.

La utilización de dispositivos electrónicos a edades cada vez más tempranas, así como unos hábitos de vida cada vez más ligados al uso de la visión próxima, están provocando un aumento de la incidencia de la miopía.

Debido a todo esto, las investigaciones en el ámbito de la contactología se están centrando en el control de la miopía y en buscar formas de ralentizar la progresión de ésta.

De estos estudios nace ESENCIA, una lente de contacto que tiene por finalidad reducir el aumento de las miopías en evolución en la población infantil. Son unas lentes de contacto blandas de uso diario (no se duerme con ellas) que se utilizan del mismo modo que las lentes de contacto clásicas y están pensadas para poder ser utilizadas a partir de los 6 años de edad (aunque va a depender de varios factores). La forma en que ESENCIA reduce esta progresión de la miopía se debe a que induce un desenfoque en la zona periférica de la retina del paciente, inhibiendo el estímulo que hace que el ojo se vaya elongando (creciendo) en sentido longitudinal; de esta forma, la miopía crecerá más lentamente y en menor cantidad.

La adaptación de este tipo de lentillas para frenar la miopía es totalmente personalizada, ya que se tienen en cuenta parámetros como la graduación del paciente, la curvatura de la córnea o el diámetro de la pupila.

Si quieres que te informemos acerca de cómo realizamos este tratamiento, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y estaremos encantados de explicarte cómo lo llevamos a cabo.